Noticias

Una pareja de fuego

Jue, 23/06/2016
PDF version

La alerta de un incendio en 2010 movilizó a los elementos de Protección Civil y Bomberos de Guadalajara, a pesar de cubrir zonas diferentes, los bomberos Yaletsi Chávez Ureña y Francisco Castellanos Villalobos acudieron al servicio sin saber que se encontrarían, en ese tiempo eran novios y el profesionalismo los hizo combatir juntos aquella catástrofe con un final satisfactorio.

Con un año y medio de casados, además de compartir hogar, los une la pasión de uno de los oficios con más riesgo: ambos son elementos de la Dirección de Protección Civil y Bomberos de Guadalajara. “El verlo allí te da una fortaleza que no puedes explicar”, aseguró Yaletsi Chávez, mientras que Francisco Castellanos comentó: “haz de cuenta que traes un ángel a tus espaldas que sabes que no te dejará solo”.

Atender de manera oportuna y eficaz a la sociedad requiere muchas horas de trabajo y capacitaciones, por lo que Yaletsi y Francisco tienen poco tiempo para convivir en pareja o con sus demás familiares, situación que genera un cierto estrés; sin embargo en ellos siempre prevalece la fe de que al final de la jornada todo saldrá bien.

Uno de los momentos de más impacto para ellos fue cuando a Francisco un día antes de un viaje planeado a Manzanillo, lo arrastró la corriente de una inundación; en ese instante, asegura que recordó toda su vida; cuando logró recuperarse, lo primero que hizo fue llamar a su novia por radio, pero ella también se encontraba en apuros, atendiendo un servicio. “Al día siguiente cuando nos vimos fue un momento de paz”, aseguró Francisco.

“Soy su fan número 1”

“La mujer es el pilar de la casa, yo estoy muy orgulloso de ella”, dijo Francisco, quien además expuso que es el fan principal de “Yale”, como le dice de cariño a su esposa. Al verla en algún servicio de emergencia o en actividades como líder del área de Salud Integral de la dependencia, él sale a demostrar el orgullo que siente.

Yaletsi, expresó que las dificultades que enfrentan, las solucionan como su trabajo también se los demanda, en equipo, con una base sólida, “ambos somos piezas importantes uno del otro, a partir de allí proyectamos las situaciones”.

“El matrimonio es un equipo y el bienestar es para ambos, tiene sus problemas, pero en nosotros está el salir adelante. Atendemos emergencias, ayudamos a la gente y en este caso, ¿por qué no nos ayudamos a nosotros?”, finalizó Francisco respecto a cómo superan ellos los obstáculos.

Desde atender siniestros como incendios e inundaciones, hasta brindar servicios de primeros auxilios a embarazadas, niños intoxicados o personas extraviadas en la barranca, son las actividades más constantes de los bomberos, uno de los oficios que mejor desempeña las funciones de un rescatista. Este 24 de junio se celebra el Día Internacional del Rescatista y en el Gobierno de Guadalajara reconocemos como héroes a todos los integrantes de la Cruz Verde, Dirección de Protección Civil y Bomberos y demás dependencias, quienes con valentía exponen su vida para salvaguardar la integridad de las personas.

Gobierno de Guadalajara